2 de abril de 2008

Critica del concierto del pasado Viernes en Vinilo Valencia

Polock + Templeton: Bailad, Bailad Benditos!

Los chicos de Polock son toda una realidad

Sala: Wah Wah

Aún nos acordamos todos los miembros de la Redacción Atómica, al menos los que estuvimos allí, de la pasada Noche de Reyes en Wah Wah…

Primero porque desgraciadamente y por diversos motivos tanto Cash Machine como The Crashed Bones se cayeron del cartel a escasas 24 horas (esto queda pendiente amigos), y con el acongojo encima conseguimos que Fancy of Guava se incorporara ipso-facto, los cuales abrieron de forma más que correcta nuestra particular caja de los regalos.

Y segundo porque unos tal Polock, inéditos hasta la fecha, nos comentaron que aunque aún era pronto y no se encontraban al 100%, habían grabado algunas canciones y estaban dispuestos a sacarlas a pasear.

Pues bien, hasta el pasado viernes aún nos costaba asimilar un poco qué fue aquello llamado Polock que pasó por el escenario, algo mareados entre el efecto sorpresa y una calidad musical rozando lo insultante.

Ahora ya lo tenemos más que claro: Polock son probablemente una de las mejores bandas que hemos escuchado desde nuestra andadura en esto de Vinilo Valencia, por supuesto sin desmerecer a muchas otras de gran calidad.

Desde que saltaron al escenario para presentarnos su E.P homónimo, el quinteto hizo bailar a la sala como no se había visto desde hacía mucho tiempo. Y lo contagió a propios y extraños, con temas como “Nice to Meet You”, “Tangerines & Unicorns”, “Faster Love”, “Nightshot” pero también otras tantas como “One, Two, Three, Four Five” o “Sometimes You’re Alright” que no figuran aún en ninguna grabación y que podrían componer un LP de infarto.

Lo de que suenan a The Strokes nos parece algo más que relativo, si bien es cierto que el sonido de guitarras y matices de voz de su líder Papu (algo convaleciente en la actuación) pueden recordar a los neoyorquinos, en las estructuras melódicas radica la diferencia. La destreza de la banda para jugar con los estribillos, puentes y codas supera por años luz la de los gigantes yankees.

Una hora aproximadamente encima del escenario y para ser una banda recién salida del cascarón no echaron mano de ninguna versión, ni falta que les hizo (no, no, tampoco de los Strokes…).

Hubo miradas cómplices y caras de sorpresa entre los asistentes novatos…como las nuestras aquella Noche de Reyes.

Previamente, y con un tono marcadamente festivo, nos presentó Templeton un puñado de canciones pop con interesante contenido, en castellano y con refencias a bandas imprescindibles en la escena nacional como Lori Meyers o Love of Lesbian. A tener en cuenta.

Informador: Nando

1 comentario:

Dumuro dijo...

SECURITY CENTER: See Please Here